Chatroulette y La Seguridad en Internet

Looking for a random stranger…” son las palabras que verás al ingresar a Chatroulette, una de las redes sociales (?)

Geekologie

más controversiales de los últimos meses. El funcionamiento es simple: activas tu cámara, tu micrófono y entras al sitio. Sin registrarse, sin nickname, sin instalar nada, sin ningún tipo de identificación. El único “requisito” es tener 16 años, pero tampoco aparece la típica advertencia/declaración de edad. Cualquier persona con una conexión a internet y una webcam puede participar.

La idea de Chatroulette en sí es bastante novedosa. Entras al sitio y puedes ver las webcam de otros usuarios conectados al azar. Si no te gusta como se ven, haces click en “Next!” y te mostrará al siguiente individuo. Es como una suerte de “speed dating” por internet, pero con mucha más libertad. Es difícil saber con quién o con qué te econtrarás cada vez que se actualice la página.

Hice la prueba yo misma (sin activar mi webcam claro) y hasta ahora sólo han aparecido hombres sin camiseta, esperando tal vez a alguna chica ingenua con quien conversar, o quién sabe qué más.

Ya existen muchos peligros en internet, especialmente para los niños, y Chatroulette en ese sentido no es algo nuevo. La diferencia es que sin previo aviso se puede llegar a ver algo muy indeseable, y tampoco hay manera de saber la identificación de la persona al otro lado de la pantalla para denunciarla ante algún abuso. Los niños estarían más expuestos a pedófilos que se quieran hacer pasar por amigos.

Personalmente, Chatroulette no me agrega ningún tipo de valor, excepto claro un momento de humor al ver a estos tipos semi desnudos que esperan impresionar a alguien. Mi sugerencia sería que existiesen “salones” de chat organizados por temas como música, películas, juegos, etc. Siempre es interesante conocer gente nueva con intereses similares, y poder hablar con ellos  sobre ello.

¿Qué opinas de Chatroulette? ¿Lo usarías? Dime en los comentarios!

Reblog this post [with Zemanta]