Como escribir un mal reportaje sobre Twitter

Image representing Twitter as depicted in Crun...
Image via CrunchBase

En el mundo del social media, donde famosos se mezclan con gente común y corriente, parece cada vez más frecuente que la gente más normal comience a tomar relevancia. Los medios de comunicación tradicionales, como la televisión y la prensa escrita, no quieren quedarse atrás, y parecen tomar más en cuenta a las personas que se destacan en las redes. Algo habrá que los hace pensar que es necesario resaltar a algunas personas, por lo que mandan a un reportero a ver qué pasa, por qué tal o cual persona mete tanto ruido. Además, el hecho de que un “famoso” nos responda un tweet o nos acepte como amigos en Facebook también parece digno de alarde. Pero desde mi punto de vista, uno debería mantener los pies en la tierra y enfocarse en lo que realmente importa.

Hoy aparecí junto a otras tres Twitteras en un artículo de la Revista Ya, de El Mercurio. Algunos días atrás había sido contactada por una periodista que, aparentemente, no sabía nada sobre Twitter, pero pensaba que tener 3000+ followers en esta red te convertía en alguien importante y un referente. La idea era escribir un artículo sobre las Muejeres “revelación” en Twitter, que sin ser famosas, tienen mucha gente que las sigue. Me preguntó si conocía más Twitteras con 3000+ followers, pero le recomendé algunas con 2000+ que desde mi punto de vista, aportaban a la tuitósfera. Debo admitir que al leer el e-mail de la periodista, diciendo que quería entrevistarme me puse contenta, es entretenido que te consideren “importante” y que haya personas que se interesen por saber más sobre ti. Si lo negara sería cinismo.

Luego de todo lo que me preguntó y ver que lo poco que se incluyó en la nota no era exactamente lo que yo había dicho fue una gran desilusión. Sí, es verdad que los periodistas siempre te preguntan más de lo que necesitan para después tener harto material del cual elegir. Lo lamentable es que hagan tan mala elección, pudiendo haber escrito algo mucho mejor. Durante la mañana leí muchos comentarios en el timeline diciendo que el artículo era idiota, machista, que la periodista no sabía nada de Twitter, y que todos los artículos sobre Twitter eran tontos. Entonces, ¿cómo escribir un buen artículo? Esto es lo que (según yo) se debe evadir:

Decir que la cantidad de followers convierte automáticamente a una persona en “referente” o “líder de opinión”. He dicho anteriormente que no importa cuantas personas te sigan, sino la relación que tienes con ellos. Mientras más de esos seguidores se interesen genuinamente por lo que dices y mientras más interactúes con ellos y ellos contigo, más relevante serás en sus ojos. Podrían ser 10, 100, o 1000, eso no importa.

Establecer un número de followers como “respetable”. Un gran error de la periodista que escribió el artículo fue decir que “tener 500 followers es respetable”. Conozco personas con menos de 500 followers a quienes respeto mucho, y que de seguro tienen una grata conexión con esas 500 personas. La verdad es que en Twitter no hay ningún referente en cuanto a la cantidad de followers. Todo dependerá de qué uso quiera darle cada individuo a Twitter. Si quieres llegar a mucha gente porque te gusta comunicar, si quieres interactuar sólo con gente que conoces en la vida real, en fin, nada está escrito.

Escribir sin saber nada sobre el tema. Claramente la periodista no sabía sobre Twitter y su única impresión era que tener muchos followers era sinónimo de influyente. Creo que esto vale para cualquier tema sobre el que se quiera escribir. Es mejor informarse primero. Tampoco es necesario ser un experto, pero al menos invertir algo de tiempo en Twitter y saber de qué se trata.

Debo decir también que no tomo en serio los “15 minutillos de fama” que me trajo este artículo. Agradezco que gracias a esta mención, más gente me sigue y sabe sobre mi, pero ahora depende de mí agregar valor a sus timelines. Lo que importa es poder posicionarme y ser una persona amigable, confiable y encontrar nuevos amigos y contactos en esta red para poder desarrollar nuevas ideas y proyectos.

Concluyendo, quise dar la mayor información posible sobre Twitter y el uso que le doy, dar algunos consejos, pero me pareció lamentable la elección que hizo la periodista, considerando que el artículo pudo haber sido mucho mejor. Estoy segura que las otras chicas pueden haber sentido lo mismo.

¿Qué más habría que hacer para escribir un mal artículo sobre Twitter? Dime en los comentarios!

Reblog this post [with Zemanta]

14 thoughts on “Como escribir un mal reportaje sobre Twitter

  1. Buena caro.
    Quiza podrias publicar el mail de la entrevista, porque creo que para muchos de nosotros si seria interesante tus comentarios con respecto a la twittosfera 😉

    Saludos.

  2. Estas bien en tu concepción y realmente el artículo no dijo mucho, pero fue una oportunidad pra dar a conocer este “medio de comunicación” y de paso hacerlas a ustedes amigas mas famosa, ojala no se pomdan “faranduleras”, felicitaciones y permítame retuitiar este artículo. . saludos de un quilpueino. @pastornibaldo

  3. 100% de acuerdo con lo que escribes. Es lo que dice también Gary Vaynerchuk en su libro Crush It… no se si lo leíste pero es casi lo mismo que dijiste aquí 😉
    Buen blog.

    Saludos.

  4. Totalmente de acuerdo. Como se nota la humildad. Felicitaciones Caro. Tu respuesta a muchos que criticaron y adularon la nota, es impecable.
    Ojalá el mundo se construya con mas gente así. Eres un ejemplo a seguir, espero que todas las buenas vibras estén contigo siempre.

    Cariños
    sls

  5. La verdad es que cuando leí el minipárrafo que te dedicó el reportaje quedé con una mala impresión, onda que tu cuenta era puro marketing al poner puros links intedezantes y omitir las quejas y comentarios tontos cotidianos sólo porque así te garantizabas el éxito… pensé “esta mina lo único que le interesa es la cantidad de followers, qué poca alma” porque para mí un tuitero respetable lo es a pesar de escribir leseras. Pero después de leer esto y tu timeline se me quitó esa primera impresión. Creo que la periodista, como no tenía idea de Twitter, escribió el artículo de forma que las entrevistadas parecían jurarse el hoyo del queque.

  6. Mmmm… me gustaría que desarrollaras más aquello de que el número de followers no importa.
    En primera instancia, “influyente” para mí significa entre otras cosas, poder llegar a hartas personas. Entiendo que la relación personal, de confianza o whatever que tengas con 10, o 50 followers es importante en términos personales, privados, etc. Pero para mí la palabra “influyente” connota “anchura”, más que “profundidad”.
    Por otro lado, entiendo que twittear puras tonteras (sea lo que sea que eso signifique) no te convierte en influyente, aunque tengas hartos followers. Quizás más que hartos, se trata de que sean constantes.
    ¿Será que ahora debe entenderse de otro modo? ¿Que ser influyente significa una intersección entre el llegar a muchos y llegar bien? ¿Qué es ser influyente?

  7. Gracias por las correcciones sobre twitter y esta nueva red social o microblog, los periodistas hacen su pega y según la contingencia en la que trabajan es el interés y seriedad con la que actúan, lo lamentable es que no estén al tanto de lo que se mueve en el mundo, yo tengo 40 años y me he integrado feliz a twitter y eso que no soy profesional o algún rollo extra para estar o no en alguna red social.

  8. Twitter es un medio mas. Como lo son los foros o FB. Cualquiera se registra en un foro y se puede transformarse en referente. Creo que no hay que sobredimensionar este microblog ni darle tantas vueltas al tema. Yo te sigo recién. Espero aprender y obtener buena información de tu red. Saludos. Gonzalo.

    1. Hola Gonzalo, mucho gusto! Opino lo mismo que tú, no hay que tomar Twitter ni Facebook, ni nada en internet demasiado serio, no es la vida real, aunque estén cada vez más conectados. Siempre debemos recordar quienes somos en realidad, no lo que aparentamos ser en la red. Trato de ser lo más auténtica que puedo! En todo caso, este artículo lo escribí por diversión y para dar mi opinión sobre el reportaje. Saludos y nos tuiteamos!

  9. “Escribir sin saber nada sobre el tema”…es notorio que lo tuyo no es el periodismo sino que el twitter y las relaciones públicas ¿por qué pones esa regla si no la cumples?
    Ojo, los medios no están para escribir lo que las fuentes quieren, eso es lo que hacen los relacionadores públicos. Los periodistas y los medios de comunicación escriben para sus lectores, y los lectores de la Revista Ya buscan algo más cercano a lo que salió publicado que a lo que tú querías que saliera…

  10. Fue trajicomico 😀
    yo me entretengo leyendo los cuadernos de la academia chilena de la lengua mejor :D, al resto no le creo nada.
    que estés bien caro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *