Marketing y la Teletón, Un Mal Necesario

Cada año (a excepción de aquéllos en que hay elecciones) nos conmovemos con la Teletón, las historias de superación personal, los niños símbolo, las familias, el nerviosismo por alcanzar la meta, etc. Es un momento que une al país, sin importar el canal de televisión, el color político, o la clase social. Sin embargo siempre está esa sensación de que las empresas y otros personajes públicos quieren figurar y sacar provecho. Debo decir, sin embargo, que el Marketing en la Teletón es un mal necesario.

“La empresa X necesita completar 70.000 compras para donar $XXXX” lo escuchamos cada año. Y muchos partimos a esa tienda y compramos, aprovechamos de adelantar las compras navideñas, pensando que nuestro dinero ayudará a la Teletón. Y es verdad. Aunque me cause molestia el hecho de que las empresas deban condicionar su donación en base a volúmenes de ventas, al final del día, lo que importa es alcanzar la meta. La Teletón es una linda obra, un orgullo, pero no siempre el fin justifica los medios.

Está bien que las empresas hagan Marketing durante el mes previo a la Teletón. Que se denominen el banco/tienda/supermercado/analgésico de la Teletón. Porque en el fondo, van a hacer una buena donación que va a ayudar a los niños. Para ellos, es una inversión más en publicidad que seguramente aparece en su plan de medios del año. Es un compromiso, y todo el país y los niños de la Teletón lo esperan de ellos. (Sobre si hay un gran beneficio tributario por donar, les recomiendo leer este artículo). Pero el querer aumentar sus ventas de esa manera durante ese fin de semana de la Teletón, nos hace pensar que “ah claro, es para que la donación no afecte mucho su Estado de Resultados”. Es un pensamiento frío, pero ahí está.

Si la tienda A es la “tienda de la teletón”  este año, será que la tienda B, su competidor, va a donar de todas maneras, pero en silencio? No es esa la mejor manera de donar? Ese afán de condicionar las donaciones según números se ha visto potenciado por las redes sociales, donde personas, marcas y organizaciones comienzan a adoptar la misma costumbre que se hace en televisión: “cuando tengamos tantos seguidores, o X viewers haremos Y donación”. ¿Por qué hacer eso? La respuesta la tengo, pero no me satisface.

Es cuestionable, y hasta nos molesta. Pero al final, lo que importa es alcanzar la meta.

Los dejo con esa reflexión. Tengo sentimientos encontrados. Siento que es un mal necesario, pero aún así me molesta. Lo que es yo, no twitteo, ni hago check-in en el banco cuando hago mi aporte. No necesito publicarlo.

 

¿Qué opinas sobre el Marketing y las empresas en la Teletón? cuéntame en los comentarios!

 

2 thoughts on “Marketing y la Teletón, Un Mal Necesario

  1. Si me lo permite la autora, voy a lanzar un comentario!

    Comparto el hecho de que hay “sentimientos encontrados” con la Teletón, sobre todo por las empresas que participan haciendo donaciones a través de algún tipo de marketing, ya sea social, tradicional o un híbrido de ambos!! Mi análisis al fin del día es que estas empresas creen estar haciendo un refuerzo o un aumento en su posicionamiento de marca o el alcance que pueda tener esta misma durante estos días.

    Ahora, creo que la pregunta fundamental es…..por que dejamos que el modelo de donaciones o los incentivos tributarios dejan que las empresas sigan estas sendas que todos sabemos pueden ser mejor? Y la respuesta de todo esto es que necesariamente necesitamos generar un cambio en el sistema de donaciones, quizá algo de  forma más lineal en el tiempo y no de golpe! o quizá basarse en un modelo 3P (People, Profits, Planet!) así como también hace un par de años despego el BUM de la RSE aquí en Chile, el modelo de 3P será la nueva revelación…..me da la impresión por como se esta moviendo la industria en general!

    Volviendo al punto anterior (sentimientos encontrados) me pregunto si realmente las personas se plantean la Teletón como comentas (en algunos casos una forma de usar el momento para adelantar compras de navidad o tan solo de usar el momento para comprarse algo y no sentirse tan mal por hacerlo, ya que…..”lo hago para ayudar a los niños de la Teletón) ojo con eso, dado que estaríamos en el mismo plano de las empresas………no seremos ni mejores ni peores si esa fuera nuestra intención final. Ahora he analizado la forma de estas campañas y tampoco son claras, veamos a Unimarc (500.000 compras y X donación) pero nadie clarifico si eran compras por producto o por persona, en el fondo nunca quedó claro si yo iba al super y llenaba mi carro con 50 productos equivalía a una donación o a 50! lo cual marca una diferencia MUY grande, a mi parecer creo que las 500 mil eran precisamente 500 mil pasadas de carros….con lo cual como bien dices, seguro amortigua los EERR más que suficiente

    Bueno sin mucho más que decir, necesitamos que la Teletón siga, que todos los Chilenos sigamos apoyando diferentes causas y que FORMALICEMOS nuevos modelos para las donaciones o nuevos modelos colaborativos entre cualquier empresa, las personas y las instituciones que necesitan de nuestro apoyo!

  2. Creo que no hay persona cuerda que se oponga a los servicios entregados por la Fundación Teleton. Ahora los cuestionamientos son:
    1)  Las empresas participantes, Lucran por estar en la campaña, (pese al aporte tienen utilidades), Hasta donde entiendo el aporte a la Fundacion Teleton no otorga ningún beneficio tributario a las empresas.2) La entrega o detalle en que se gasta lo recaudado, es poca o nula por el hecho de ser Fundación. http://www.teleton.cl/fundacion/cuenta-publica/3) Los animadores del certamen y/o los artistas invitados, que cumplen el rol de motivar, reciben algo por sus servicios?4) Que ocurre con el resto de fundaciones (sida, cancer, etc).5) Que pasa con el Estado. Este dejo definitivamente en manos de privados, la salud de los minusvalidos.Todo hace ver que el lucro, no es tan malo cuando el fin es bueno. o sera que como es una vez al año, da lo mismo.Da que pensar, o no?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *